TRIBUS MOTERAS

Foro para vuestras vivencias en moto, los viajes, rutas que habéis hecho o cualquier otro relato.
 
Desconectado
Avatar de Usuario
Tragamillas
Nuevo miembro
Nuevo miembro
Mensajes: 4
Registrado: 26 Sep 2019, 00:14
+1: 0
Moto:: Tiger

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Tragamillas » 06 Oct 2019, 00:32

=)) =)) =)) =)) =)) =)) =))
jajajaajajjjjajajaaajaj
Amigo mio, terminara usted teniendo muy pocos amigos en este foro y en muchisimos otros jajajaajaja
decir la verdad es una buena forma de hacerse enemigos....

:XX: :XX:

PD:. Obviamente me siento plenamente identificado en varios de los grupos :D :D :D porque la edad nos provee del tiempo suficiente para hacer muchas idioteces a lo largo de nuestras vidas.

Creo que esta frase que escribio usted por ahi, nos define muy bien a todos los que nos ataca la pasion por algo : "No hay como tener afición a cualquier tontá para crecer como ser humano". Tanto que le solicito autorizacion para utilizarla en el futuro.

Desconectado
Avatar de Usuario
pate
Triumphero Maestro
Triumphero Maestro
Mensajes: 1578
Registrado: 03 Oct 2004, 00:00
+1: 142
Moto:: Bonneville t120 Ace
Ubicación: Pamplona (Reino de Navarra)

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor pate » 06 Oct 2019, 09:01

Estimado Tragamillas, le confieso que cada vez que cojo la moto miro en los bajos antes de arrancar......usted ya me entiende.

No obstante creo firmemente en la bondad humana o en su defecto, espero que su innata estupidez me libre de cualquier agresión. Eso sí, los insultos me fortalecen.

Un saludo.
Era tan bello el instante, que para detenerlo, sólo quedaba una opción.......el silencio.

Desconectado
Avatar de Usuario
Sirocco
COLABORADOR
COLABORADOR
Mensajes: 817
Registrado: 05 Mar 2010, 19:51
+1: 21
Moto:: Bonnie y Tiger 800
Ubicación: Madrid-Piedralaves

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Sirocco » 07 Oct 2019, 19:23

Jajajajaja !!!!

Gracias Paté, me he reído un rato.

:XX: :XX: :XX:

Desconectado
Angel120
COLABORADOR
COLABORADOR
Mensajes: 1255
Registrado: 01 Jun 2004, 02:00
+1: 4
Moto:: Sprint ST
Ubicación: Pamplona

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Angel120 » 08 Oct 2019, 09:34

querido Paté,

como poco te queda la descripción de la tribu de los "moteros imaginarios".
Aquellos que dedicamos más tiempo a evaluar que disciplina nos gusta más, ver reportajes de motos, investigar sobre posibles viajes, etc. que a andar en moto.
El saber no ocupa lugar....
Pero el NO saber todavía ocupa menos!

Desconectado
zafiro76
Triumphero profesional
Triumphero profesional
Mensajes: 902
Registrado: 07 Mar 2019, 19:03
+1: 66
Moto:: TIGER 800 XC
Ubicación: VIGO

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor zafiro76 » 08 Oct 2019, 13:28

Echo de menos una mención a los que se meten con GS 1200, Tiger 800, etc por pistas solo aptas para motos de enduro o los que se van a Marruecos y llevados por los videos de presentación de las marcas se meten por la rena y son victimas de las risas de los niños del lugar cuando se quedan atrapados...
Última edición por zafiro76 el 09 Oct 2019, 17:39, editado 1 vez en total.

Desconectado
Avatar de Usuario
luixtt
COLABORADOR
COLABORADOR
Mensajes: 2543
Registrado: 31 Dic 2004, 00:00
+1: 50
Moto:: DAYTONA 955i
Ubicación: Astigarraga

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor luixtt » 08 Oct 2019, 17:39

pate escribió:” lo mejor del show, los azafatos y los altramuces”

...

siempre desde la ecuanimidad y con rigor exquisito

=)) =)) =)) =)) =)) =))
Eres un grande, Pate :plas: :plas:
Yo no sufro de locura, la disfruto a cada minuto.

Desconectado
Avatar de Usuario
Bonniato
COLABORADOR
COLABORADOR
Mensajes: 895
Registrado: 18 Mar 2017, 21:34
+1: 105
Moto:: BonnevilleT120Black

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Bonniato » 09 Oct 2019, 15:37

No pasa nada. Yo mismo he pertenecido a varias de estas tribus y aquí sigo, degenerando.

Desconectado
Avatar de Usuario
pate
Triumphero Maestro
Triumphero Maestro
Mensajes: 1578
Registrado: 03 Oct 2004, 00:00
+1: 142
Moto:: Bonneville t120 Ace
Ubicación: Pamplona (Reino de Navarra)

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor pate » 10 Oct 2019, 19:48

SERIE TRIBUS MOTERAS

Entrega número 7

El cercanías





Hoy analizaré a fondo una nueva tribu motera cuyo denominador común, y usando un símil ferroviario, podemos denominar “el cercanías”. Al igual que entre los usuarios de los trenes, los hay locos enfermizos de viajar en tren por puro placer e incluso van buscando aquel recorrido histórico, como el Transiberiano, o el Al Andalus o persiguen locomotoras de vapor por el simple hecho de admirar esa obra de ingeniería capaz de pulverizar todos los records de contaminación por kilómetro recorrido, existen también viajeros que se ven obligados a utilizar los llamados trenes de cercanías cotidianamente. Lo hacen por obligación pura y dura. A nadie en sus cabales le apetecería darse una vuelta en un tren casi siempre abarrotado, casi siempre sucio e incómodo, lleno de pintadas descomunales y siempre con un pasaje enfadado y medio dormido, que lo utiliza par a ir a trabajar o a estudiar.

Con las motos pasa lo mismo, los hay que tienen moto por puro placer, y los hay que, muy a su pesar, tienen que usar una motocicleta para ir también enfadados y malhumorados a trabajar o estudiar. Dentro de estos últimos, cabe hacer una distinción importante. Los del entorno urbano y el rural.

Empezando por estos últimos, los usuarios de moto del entorno rural tienen en ella una finalidad primordial. Ir a la huerta o a trasegar en las fincas. El tipo de moto que usan es básica, bien sea un ciclomotor, o mas en boga últimamente, un scooter. Indefectiblemente va equipado con una barca de fruta de plástico azul en su parte posterior, que sirve para llevar sus pequeños aperos y enseres. Si se observa que sobresale un mango de madera de entre setenta centímetros y un metro, conviene no tener ninguna discrepancia con el conductor. Sin duda es una azada y puestos a usarla con un fin distinto al de cavar para solventar un entuerto, no hay lugar a dudas de la habilidad innata del propietario para de un golpe certero, zanjar la pelea de inmediato por KO técnico.

Estas motos en principio suelen ser los más variados colores, cogiendo con el devenir del tiempo una pátina idéntica que las confunde en la distancia. Ese color ocre, ese tono marrón claro, ese barro añejo adherido de por vida a la moto indica que es una moto rural, que ha recorrido cada pista agrícola, cada senda y cada camino del pueblo en cuestión todos los días del año. Pero eso sí, jamás ha salido de los límites de la aldea.
No es extraño toparse con Vespinos y Mobylettes con varias décadas a sus espaldas que dan muestras de que en aquellos años, todavía no estaba en boga lo de la obsolescencia programada. Motos simples y duras, capaces de aguantar un ciclón y que podían ser reparadas por el herrero del pueblo o por uno mismo.

El usuario de estas motos suele lucir una estética uniforme. Como diría un snob, práctica y espartana. Un buzo de color azul a juego con la barca de fruta, en invierno unas katiuskas verdes hasta la rodilla y en verano alpargatas o unas bambas blancas, y cubriendo el torso un impermeable verde o amarillo, tipo capitán Pescanova, que en caso de apretar el calor se puede guardar en el útil portaequipajes trasero, dejando paso al buzo arremangao para poder lucir una camiseta de agujeritos de color blanco. El casco suele ser simple y económico en la creencia errónea de que la cabeza que ha de proteger es mas dura que el suelo. Y no digo que en algún caso no sea verdad. Es perceptible que ese casco suele estar colocado en la cabeza de manera peculiar, es decir, colocado muy hacia atrás, dejando no solo la cara al descubierto, como es obvio y natural, sino buena parte de la frente. No suele ir fuertemente sujeto y tampoco es raro verlo desabrochado. El sujeto que conduce la moto suele ir adornado con una colilla de Faria, que lucha por no salir volando de los labios que la sujetan.

Dicho sujeto suele tener una conducción distraída. A pesar de que las prestaciones de estos vehículos no son de infarto, hay que extremar las precauciones al máximo si nos acercamos a ellos. Aún circulando por el arcén son capaces de invadir por completo la calzada si observan a lo lejos que su vecino, ese que tiene el tractor mas grande que el suyo y acaba de comprar diez robadas más de huerta, tiene ya los melones a punto de recolección. Mucho ojo porque no dudará en cruzar a velocidad de tortuga la carretera con tal de acercarse a ver el calibre de las sandías que tanto parecen interesarle a pesar de no ser suyas. Si no muere atropellado o debajo de las ruedas de un camión, reiniciará la marcha ayudándose de pequeños empujones que dará con los pies para evitar caerse y tener una salida con mayor brío.

Al caer la tarde, como si fuesen una tribu más, se reúnen en la tasca del pueblo a compartir un chato de vino y a comentar como va la cosecha y la sequía. Y mañana saldrán de nuevo a jugarse la vida y a buscarle la ruina a quien tenga la mala pata de coincidir en la carretera en un día aciago con él y que por evitar una colisión pega un volantazo y da tres vueltas de campana. Y cuando le pregunta la Guardia Civil que ha pasado, le dirá:

-Yo iba tan tranquilo y de pronto un señor con un ciclomotor que circulaba por el arcén se me ha cruzado.....
- Podría identificarlo?
- Si, claro. Iba con casco blanco, ropa azul, la moto estaba manchada de barro...
- De esos hay por lo menos treinta en este pueblo....
-Le juro que si no doy el volantazo, lo mato..
-Si, si, venga que le voy a hacer el test de drogas y el de alcohol.....que en nada llega la grúa y se lleva el coche al desgüace ...y a usted lo llevamos al cuartelillo a declarar...


Sirva esto como homenaje a esos hombres y mujeres del campo que tan buenos melones nos proporcionan y pasemos a el otro subgrupo de cercanías mencionado, que es el urbano.

Estos son gente que viven en su mayor parte en el extrarradio o en ciudades mas humanas o pequeñas, en los barrios periféricos. Usan la moto para llegar al trabajo antes o en menos tiempo y por la facilidad de aparcamiento en las atestadas ciudades.

En un inicio usaban motos simples y básicas, como podría ser una Vespa o una Lambretta, e incluso ciclomotores o scooters de baja cilindrada, pero el paso del tiempo, el incremento de renta per cápita, y que cada vez la gente vive más en el quinto pino con tal de tener un adosado en una súper urbanización plagada de quiero y no puedos de tres al cuarto, ha obligado a usar motos de mayor empaque y cilindrada. Megascooters del tamaño de un portaaviones son el pan nuestro de cada día, y sirven para dar envidia al vecino, al compañero de oficina y para tener unas prestaciones absolutamente inadecuadas para moverse por ciudad. Para que diablos necesita uno un scooter de 600 cc capaz de ponerse a 170 km/h si no lo va a sacar de un entorno de veinte kilómetros, en vías atestadas de tráfico, radares y prohibiciones?. La mayor parte de estos usuarios será capaz de definir como “viaje en moto” el salir un día feriado a la sierra a comer unas patatas bravas en el bar de moda, que a nada que pasen 10 años, estará casi en el centro urbano.

El conductor de estas motos busca el lado práctico y suele dotarlas de extras como puede ser un adaptador para el móvil, una pantalla para evitar el frío, y unos faldones impermeables para evitar mojarse si llueve. Es curioso observar como estos aditamentos siguen en su lugar todo el verano, incluso en la más pertinaz época de sequía, y resulta también cómico ver desde la parte de atrás como flanean por efecto del viento evocando una idílica imagen de una manta raya en medio del océano. Pero todo sea por la causa.

Un denominador común de los conductores de estos chismes es que tienen todos los pies muy grandes, o al menos eso me parece a mi. Detenido en un semáforo no puedo dejar de mirar los pies apoyados en la plataforma y todos me parecen enormes, casi tanto como el tamaño de los tacones de las señoras que usan estos aparatos. Debe ser fijación mía, o que el uso de esas motos favorece el desarrollo de esos miembros tan importantes para el buen caminar del ser humano.

Los conductores de este tipo de vehículo deben sortear toda suerte de peligros, innumerables en cualquier urbe que se precie. Desde repartidores, mensajeros, taxistas, ciclistas, gente con patinete, ese artilugio que debe engrosar sin duda la lista de chismes y objetos infames, junto con los quad, las motos de tres ruedas, los drones (como bien dije en capítulos precedentes), el cuchillo eléctrico, la vitrocerámica, y el decantador de vinos. Decantador de vinos digo, ¿para que sirve este artefacto del infierno? , acaso no saben que somos una sociedad, una cultura de beber a morro, de beber en bota o de un porrón....¿para que coño un decantador de vinos? .Lo que hay es mucha tontería. ¿Y que decir de los quads? .Simple y llanamente que son el fruto de una noche loca entre un Ford T de los años veinte y una Ossa Pionner , y que reúnen lo peor de dos mundos , fruto de un polvo mal echado, pero volvamos a la jungla urbana que es lo que nos interesa.

Un amigo mío, cirujano de profesión, envidia sin disimulo a sus colegas asiáticos. Una visita a Hanoi en Vietnam le hizo palidecer al ver la cantidad de potenciales donantes de órganos que circulaban en moto de manera alocada y sin seguir, aparentemente, ninguna norma de circulación. Aquí la realidad es muy distinta, quitando al imbécil empeñado en cerrarte el paso para que no te cueles entre las hileras de coches atascados, y los antes descritos, no hay más riesgos que los habituales, tales como pasos de cebra resbaladizos, baches del tamaño de un balon de rugby, gravilla sin limpiar de una obra, zanjas tapadas con una plancha metálica, conductores de todo tipo drogados y/o ebrios, peatones pendientes del whatsapp que cruzan por cualquier sitio, o cualquier otro tipo de idiota contemporáneo.

A todo esto hay que añadir un tipo de usuario que ha llegado a este mundo de las dos ruedas por la puerta de atrás, o mejor dicho, gracias a la incapacidad manifiesta de muchos de nuestros legisladores. Un buen día, un señor de la Administración que se aburría de ganar 70.000 euros al año sin tomar ninguna decisión relevante y en un ataque de responsabilidad momentáneo antes de volver a la holganza, reunió a todos sus asesores que a su vez contactaron con sus asesores y tomaron la decisión de regalar el carnet para manejar una motocicleta de determinadas características a los poseedores del carnet que habilita para conducir un coche. De la noche a la mañana, gente que no sabía ni quien era Ángel Nieto, gente que no sabía ni montar en bici, gente que había desistido de obtener el carnet de moto por incapaz, o que ni siquiera se lo había planteado, tenía el permiso para circular en moto.

Es lo mismo que si te preguntaran si eres capaz de distinguir un periquito de una gaviota, y tu contestaras que si, sin ni siquiera demostrarlo, te habilitaran para conducir avionetas.

Y de pronto se dispararon las ventas de motos de 125cc y se enfrentaron al tráfico cotidiano cientos de personas con la misma habilidad que un obeso tiene para el salto con pértiga y con ello consiguieron descongestionar de coches las ciudades de modo residual, y colapsar las consultas de urgencias y traumatología de los centros de salud y hospitales tal y como me comenta mi amigo cirujano. Nunca antes hizo tanto daño a un colectivo como el que tomo esa decisión. Y no digo que no habrá gente con habilidad, y otra gente que con el uso y frecuencia, y a base de caídas y arrastrones, sean capaces de manejar con cierto decoro una moto, pero es un agravio para quienes nos esforzamos en su día en la obtención de un permiso y pagamos por ello.

Mencionar sin duda a los precursores del motociclismo de cercanías. Los carteros. Aquellos años sesenta que a lomos de una Vespa, con la cartera enorme de cuero a modo de bandolera en un costado, iban de puerta en puerta repartiendo la correspondencia bien merecen un recuerdo grato, ganado a pulso a base de catarros, neumonías y caídas variadas, bien provocadas por el estado de la vía, o por motivos ajenos, como un perro loco persiguiendo sin tregua al funcionario. Mas tarde fueron sustituidos por los primigenios mensajeros que dotados de una habilidad sin par, de unos reflejos inauditos y espoleados por un sueldo miserable que se incrementaba en función de número de entregas, ocuparon su lugar y relegaron a ellos a otro tipo de trabajo.

No creo que estos usuarios merezcan mas comentario. Son simples mercenarios del motociclismo. Usan la moto como quien usa una nevera, la tienen porque les da un servicio, no por agrado o por placer. Ni siquiera les gusta y siempre las habían odiado como ahora odian los constipados que les provocan, la contaminación que tragan, el frió en invierno, y el calor horroroso que hay debajo de un casco en verano, odian ir despeinados, odian ensuciarse, odian las motos. Por eso no merecen más comentario, son como decantadores de vino......en un país de garrafón y litrona.....completamente prescindibles e innecesarios. Amén.

Saludos.
Era tan bello el instante, que para detenerlo, sólo quedaba una opción.......el silencio.

Desconectado
Avatar de Usuario
pate
Triumphero Maestro
Triumphero Maestro
Mensajes: 1578
Registrado: 03 Oct 2004, 00:00
+1: 142
Moto:: Bonneville t120 Ace
Ubicación: Pamplona (Reino de Navarra)

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor pate » 10 Oct 2019, 19:49

El próximo será el último.

Un saludo.
Era tan bello el instante, que para detenerlo, sólo quedaba una opción.......el silencio.

Desconectado
Avatar de Usuario
MozkitoRider
Triumphero novato
Triumphero novato
Mensajes: 60
Registrado: 04 Sep 2019, 13:38
+1: 9
Moto:: Triumph Tiger 800 xc
Contactar:

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor MozkitoRider » 10 Oct 2019, 20:01

Otro artilugio que suelen utilizar esos que buscan el lado práctico es el tubo akrapovic más caro que haya en el mercado sin dbkiller, no falla jajaja. Supongo que por eso de que se les vea venir.
Enhorabuena por los relatos!!! Muy entretenidos

Desconectado
Blue
Triumphero avanzado
Triumphero avanzado
Mensajes: 209
Registrado: 23 Jun 2019, 19:23
+1: 11
Moto:: Tiger 800 xrx 19

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Blue » 10 Oct 2019, 20:10

:clap:

Desconectado
Triply
Por mucho que escribas, no pillarás a Jaume
Por mucho que escribas, no pillarás a Jaume
Mensajes: 9795
Registrado: 05 Nov 2005, 11:22
+1: 259
Moto:: Bonnie SE Tiger Spor
Ubicación: Viladecans, Barcelona

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Triply » 10 Oct 2019, 21:19

Gracias Paté!! :XX: :XX: :XX: :win: :win: :win:
But my smile, still, stays on

Cuatro ruedas transportan el cuerpo, dos mueven el alma

Mistakes are the portals of discovery

Desconectado
Avatar de Usuario
Humphrey
Administrador
Administrador
Mensajes: 16661
Registrado: 22 Sep 2003, 02:00
+1: 478
Moto:: Una azul
Ubicación: Errenteria

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Humphrey » 10 Oct 2019, 22:59

Gracias, Paté... :XX:
ImagenImagen

Desconectado
Avatar de Usuario
davscram
COLABORADOR
COLABORADOR
Mensajes: 672
Registrado: 26 Jun 2009, 09:54
+1: 28
Moto:: bonnie t100
Ubicación: mar menor

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor davscram » 11 Oct 2019, 12:09

pate escribió:El próximo será el último.

Un saludo.



Noooooo, por favor......................

Desconectado
Avatar de Usuario
davscram
COLABORADOR
COLABORADOR
Mensajes: 672
Registrado: 26 Jun 2009, 09:54
+1: 28
Moto:: bonnie t100
Ubicación: mar menor

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor davscram » 11 Oct 2019, 12:14

Todavía te quedan muchas.
- Los de la Supertrails convertidos en grandes aventureros.
- Los recién separados que se compran la motaca sin haber tenido una en la vida.
- Los caharreros, que sólo les gustan los hierros.
- Los que cambian de moto como de calzoncillos.
- Los que llevan más equipos electónicos y cámaras que todo Dorna en un GP
- Etc, etc, etc
=)) =))

Desconectado
Avatar de Usuario
pate
Triumphero Maestro
Triumphero Maestro
Mensajes: 1578
Registrado: 03 Oct 2004, 00:00
+1: 142
Moto:: Bonneville t120 Ace
Ubicación: Pamplona (Reino de Navarra)

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor pate » 11 Oct 2019, 15:43

Podría estar hasta el infinito escribiendo sobre diferentes tipos de moteros. Hay tantas tribus como moteros, pero considero que la serie tiene que tener un final o corro el riesgo de aburrir al personal de puro pesado.

Como traca final mi intención pasa por escribir sobre cualquier motero en general, el inicio por la afición, el desarrollo en esta maravillosa manera de desplazarse y una visión del profano que piensa de nosotros que somos unos insensatos que podrían escoger otro modo de torear al destino disfrazado de parca y así prolongar ostensiblemente la esperanza de vida.

Dicho esto, solo agradeceros el interés demostrado y ráfagas a todos....

Saludos
Era tan bello el instante, que para detenerlo, sólo quedaba una opción.......el silencio.

Desconectado
Avatar de Usuario
pate
Triumphero Maestro
Triumphero Maestro
Mensajes: 1578
Registrado: 03 Oct 2004, 00:00
+1: 142
Moto:: Bonneville t120 Ace
Ubicación: Pamplona (Reino de Navarra)

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor pate » 12 Oct 2019, 12:38

SERIE TRIBUS MOTERAS

Entrega número 8 y final

De cómo se llega, se queda y se va.




Para dar por finalizada esta breve y sesgada saga de tribus moteras, intentaré analizar bajo el prisma de la objetividad, el acceso, el ascenso en el escalafón social y el declive de la fauna motorista.

Siguiendo un escrupuloso y concienzudo análisis basado en la mera observación y alejado de cualquier literatura al respecto, compartiendo opiniones entre gente del mundillo en la barra de un bar o en el mejor de los casos tras una copiosa comida regada con abundantes caldos que facilitan sobremanera el anecdotario del personal, paso a relatar en forma novelada, y como siempre producto de mi mas eufórica imaginación el acceso al mundo motero.

Nos ponemos en el lugar de una familia típica, donde Genaro, el padre llega a casa después de una dura jornada laboral y se encuentra a Maruja, que no solo ha tenido una dura jornada laboral, sino que continua poniendo lavadoras y preparando el gazpacho para comer mañana.

-Buenas tardes Maruja.
-Serán pa ti.......¿ya sabes que tu hija se quiere comprar moto?
-¿Quién....?
-¡Tu hija!, que no tienes otra....
-¿La Vane? ¿Moto?, pero si está estudiando y no tiene un duro.....que coño se va a querer comprar moto Maruja.

Y así, en medio de esta charla distendida entre un feliz matrimonio, es cuando aparece Vanesa que viene de la Universidad, donde acaba de saber que tiene una nueva matricula de honor en Biología Molecular.

- Hola Vane, me dice tu madre que te quieres comprar moto.
- No he dicho eso.....
-¡Ves Maruja!, la niña no quiere comprarse moto.....
-Ya me la he comprao......
-¿Qué te he dicho Genaro?, que tu hija tiene moto. La culpa es de tu familia.
-¿Mi familia? ¿Qué narices tiene que ver mi familia en este lio?
-Tu hermano, que de chica la llevaba a las carreras...
-Pero si la llevaba al hipódromo, Maruja....
-Lo que yo te digo, caballos.....¿ y que tienen las motos, sino caballos, eh?.
-¿Y a ti como coño ta dao por las motos? ¿y de donde has sacao el dinero?. Aunque no se si quiero saberlo.....
-De mi novio, que me lo ha prestao.
.¿Pero desde cuando tienes novio tu...?
-Desde hace dos años. Fue el que me hizo el tatuaje de la pantera en el culo.
-¿Tienes tatuajes?. Soy el último en enterarme de todo en esta casa.
-Si, tengo un tatuaje y luego me puso un piercing en el chirri. Ese día nos hicimos novios......


Y el pobre Genaro, que debe de saber que no es el único que se entera de todo el último en su casa, tiene de pronto una motera en casa. Y aunque al principio pone cara rara, luego hasta se va al garaje, donde antes de tener moto la niña guardaba el Seat Toledo, y mira con complacencia la moto de principiante de su hija. Y se sienta en ella, y recuerda que en la mili se sacó todos los carnets y que podría darse una vuelta en moto por el barrio algún día. Sin que Maruja se entere, claro, no sea que ponga el grito en el cielo.

-¿Sabes Maruja? Mañana me voy a dar una vuelta en la moto con la Vane a ver que se siente. – Le dice Genaro a su mujer, con la sana intención de sorprenderla.
-Ya lo sabía yo. Vaya sorpresa. En lugar de pararle los pies a tu hija, la alientas....La culpa de todo este jaleo es vuestra....
-¿De quién?.
-De tu familia. Tenéis ideas de bombero.
-Mi hermano es bombero, Maruja.
-No vayas por ahí Genaro, que te conozco. Solo quieres provocarme. ¡Anda, vete a dar una vuelta en la moto a ver si el aire te hace recuperar la cordura.

Y el día que quedan para iniciarse en el intrépido y arriesgado mundo motero, él con su niña (nótese que en cualquier pareja que se precie, cuando se refieren a los hijos, es “tu”hijo, cuando el comentario es negativo, y es “mi” hija cuando el comentario es favorable o positivo), y el novio de esta, Nicky el tatuador, Genaro tiene nervios. Al fin y al cabo es un acto iniciático, una especie de dar la primera calada a un porro, sin saber si acabarás siendo el drogadicto del barrio, o simplemente acabarás despreciando el tema.

Y aparece la Vane con su moto de 125cc seguida de un fulano con una moto enorme, que hace un ruido de mil demonios, y que lleva un individuo del tamaño de un armario ropero, que parece que lleva dentro otro señor gordo y que luce unas barbas de medio metro. Comparado con su niña, que es una especie de muestrario de huesos, que apenas llega al metro sesenta, podríamos decir que cuando menos, son una pareja grotesca.

-Hola, soy Nicky, el chico de tu hija.- dice, sonrisa enorme desde una boca enorme en una cabeza del tamaño de un barreño de cincuenta litros.
-Hola, soy Genaro, el padre, bueno.....ya debes de saberlo.....estoooo.....mi hija....hola.


El pobre Genaro, que había jurado a su mujer que pondría en su sitio a ese individuo que no solo había tatuado a su hija, que le había hecho un “trabajo” de calderería fina en salva sea la parte, y que además le había dejado dinero para comprar una moto, por culpa de la familia de Genaro, se ve de pronto inmensamente pequeño a su lado. Y no sabe si le da mas miedo él, o la Maruja, pero en una decisión inteligente decide que ya se apañará con su esposa, o mejor aún, pasará de largo sobre el asunto del juramento.

-¡Júrame que le pondrás en su sitio o te vas a dormir al sofá!

Bien pensado, el sofá es un sitio amable para dormir y tienes la tele a tu disposición.

-Y dime Nicolás, ¿desde cuando eres aficionado a las motos?
-Desde chico. Mi abuelo tenía un motocarro para repartir el pan en el pueblo, y luego mi padre una Derbi Antorcha Tricampeona para ir al tajo en la obra. Y mientras pude mi abuelo me dejaba conducir el motocarro, pero llego un día que ya no cabía dentro, y mi padre no me dejaba la motillo, porque decía que la escachaba, y luego se compró un 850 y vendió la moto al vecino.....
-¿Cuántos años tienes tu, porque eso que cuentas pasó hace ya mucho....?
-Cuarenta y siete. Pero aparento cuarenta y seis, jajajaja....- le dijo para sorpresa de Genaro, a la vez que le dio una palmadita en el hombro, que precisaría de tratamiento de ibuprofeno una larga temporada.

Y dejando de lado esos pequeños detalles, como que Nicky es veinticinco años mayor que su niña, Genaro se dispone a tener su primera experiencia motera. Una vez sentado a lomos de la pequeña 125cc atiende a las instrucciones de manejo con interés.

-Así que suelto esta maneta a la vez que acelero suavemente......parece fácil.
-Si papá. Despacio. Como me escoñes la moto le digo a mamá que tienes escondido en el mueble bar un catálogo del Skoda Octavia con la propuesta del vendedor. Y ya sabes que mamá prefiere cambiar los azulejos del baño y poner una ducha con función masaje.

Al cuarto intento, Genaro que tiene un aspecto un tanto ridículo con un casco a todas luces enorme, que le dejó Nicky, cuando fue incapaz de ponerse el de su hija que le apretaba tanto que los mofletes sobresalían por el hueco de la pantalla y al grito de que me quedo sin aire en el cerebro, costo dios y ayuda poder sacarlo sin llamar a los bomberos, logra recorrer unos cuantos metros sin estrellarse con nada.

Recorre su pensamiento a velocidad del rayo la pregunta estúpida de que mando debía accionar para detener el vehículo. Son décimas de segundo que se hacen eternas cuando uno se desplaza en primera a unos 20 km/h y ve pasar su vida entera, antes de tener la certeza de que va a morir. La inacción no es una opción, así que prueba con la maneta izquierda y no sólo no se detiene el artefacto, sino que incrementa un poco su velocidad, pisotón al pedal izquierdo, y no pasa nada, está duro como la piedra, toca probar maneta derecha y ¡bingo!, la moto se detiene, aunque es bien cierto que no del modo previsto en los manuales de una conducción segura. A pesar de ir a una velocidad escandalosamente lenta, la moto clava el freno delantero, pierde adherencia del neumático trasero y adquiere una verticalidad, digamos que inapropiada.

Genaro está lívido, el casco enorme le cuelga por debajo de las cejas y perturban su visión, sus piernas tiemblan, pero milagrosamente está sano y salvo con la moto integra y detenida. A lo lejos se oyen dos tipos distintos de voces.

-¡Casi me destrozas la moto! Si la rompes me la pagas....
-Jajaja, has hecho un invertido de libro. Grande colega, grande......tienes futuro en este mundillo...

Días mas tarde volverán a repetir la experiencia. Esta vez con mas decisión, estudiado mentalmente todos los movimientos precisos, lograría poner segunda, tercera, detenerse con cierto decoro y volver a casa con una sonrisa enorme. Y así un día tras otro, y con mas soltura y menos miedo, y con la Vane contenta de que su padre y su chico se lleven bien, y con la promesa de un Iphone nuevo si no le cuenta nada a su madre.

-No se que estás tramando tu con tu hija y su novio.......tanto ir con ellos a charlar. ¿Ya le has cantao las cuarenta al tío ese?.
-Es majo, no se yo si....
-Si tu dices que es majo, seguro que es un impresentable, ganas tengo de verle...se parecerá a tu hermano.
-No tengas prisa cariño.....
-¿Cariño? ¡Uy! Me huele mal el asunto.

Dos días mas tarde, y media docena de tilas para calmar a Maruja, se conocieron todos. Al volver a casa Maruja guardó dos días de cama, fulminó una caja de calmantes y solo repetía “tu hija está loca, los genes de tu madre, ya me decían en el pueblo que no me casara contigo....” Pero es evidente que las cosas volvieron a su sitio, que la Vane se graduó en Biología, que su novio abrió un nuevo estudio de Tatoos y que se compró otra moto aún mas grande, aunque a su lado pareciera una moto normal.

Hemos visto en estas líneas como adentrase en el mundo motero tiene varias vías. Incluso la de la mera fascinación que puede ejercer un objeto material cuando topas con él inesperadamente. Ese fue mi caso. Veinte minutos de camino al cole, cuatro veces al día, cuatro veces que pasaba por delante del despacho de vinos, donde primero había una Ducati Road 250cc que fue sustituida por una impresionante Laverda 750 SF de color blanco. Y luego más tarde en Paris, a orillas del Sena, aparcadas desde Norton Commando, Guzzis V7, y una novísima Honda Four ¡que no perdía aceite!. Ningún antecedente familiar, nada, simple deslumbramiento.

Aquí el pequeño Nicolás, de herencia familiar, la niña por mimetismo y amor desenfrenado, por ansias de libertad y por tocar las narices, y Genaro por una mezcla de ambas. Y luego asistimos al desarrollo de la afición. Y tenemos otro núcleo familiar distinto.

-Pápa¡¡¡
-¿Que quieres Tony?
-Cómprame una moto, please.
-Vale. Pero si te compré una el año pasao....
-Yastá vieja
-Luego vamos.

Y al rato, acuden al concesionario Tony, su padre Antonio, y su tercera mujer Maite.
Lo hacen a bordo de un Audi A8L recién estrenado cuando volvieron del viaje a las Maldivas, donde mucho mar bonito, aguas turquesa, cabañas de película y un “nada que hacer” que les tuvo entre las sábanas dale que te pego los quince días.

-Quiero esta.
-Vale. ¿Es la mejor?
-Si. Full Equip, seis cilindros, 160 Cv y muchas tonterías inútiles. Y tiene botiquín por si te pasa algo.
-Pos si te pasa algo con esta moto de 380 kg, olvida el botiquín y piensa más en la ambulancia o en el tipo de madera que quieres para el ataúd Tony.
-Y la Maite ya se ve heredera universal de los 30 millones de la Bonoloto que les permite el tren de vida que llevan.

Aquí hemos visto una manera rápida de escalar en el nivel de moto que es a todas luces infrecuente. Lo normal es que uno sustituya la moto en función de sus necesidades, de su vanidad, o de la promesa que no te vas a quedar sin curro de tu jefe, que no tardará mucho en ponerte en la cola del paro, o en bajarte el sueldo ahora que sabe que tienes otra letra mas para pagar. También suele actuar el instinto humano de la envidia. Puede que estés más que satisfecho con tu Iron 883, o tu CB 500, o tu T-Max 350, pero como tu vecino, tu compañero de facultad, o el del chino de la esquina te aparque su nueva moto en la acera, ahí donde tu la ves, o la ves, date por jodido.

Empezarás tu mismo a sugestionarte con la idea de que necesitas moto nueva. Que si esta ya tiene 25.000 km, que si dejo pasar el tiempo, no valdrá nada (aunque ya sabes que ahora “ya no vale nada”), que si tengo la moto más antigua de mis amigos, cualquier pretexto te llevará de nuevo a hacer una de las peores inversiones de tu vida. Al menos monetarias. Ya le buscarás tu el sentido emocional que quieras, que si me da libertad, que si con la moto nueva voy a ligarme al de las barbas del segundo izquierda, que si me la compro por que me sale de los huevos. Y todas estas motivaciones, son validas y aplastantes. Quizás porque cada uno con lo suyo, tiene todo el derecho a hacer lo que le venga en gana.

Y así, como en la vida, vas madurando buscando cualquier motivo para esbozar una sonrisa, para cagarte en el taxista que casi te tira al suelo, para quejarte de lo caros que son los seguros y la gasolina, de las multas y de la madre que parió a los radares. Se llama evolución. Pero también se llama evolución a sentirte joven cuando ya no lo eres tanto, a decir “¡coño! Si tengo ya casi sesenta tacos, y disfruto como un enano cuando la aguja llega a 7.000 vueltas” a sentirte ágil de aquella manera, o a disfrutar de la buena compañía en ruta, y a santiguarte imaginariamente cuando entras colado en una curva y por arte de magia, o por un sobreesfuerzo del ángel de la guarda, sales airoso del trance.

Y llegará el declive. Se que para los jóvenes queda muy lejos, pero hay una ley máxima que se cumple a rajatabla. A medida que cumples años, los días, las semanas, los meses se hacen más cortos. El tiempo vuela. Así que si eres veinteañero, o treintañero no dejes de hacer lo que te venga en gana, hazlo, que luego siempre encontrarás un motivo para pensar que debiste hacer lo que no hiciste. Y a mi me ha pasado, en otra escala y no hace mucho tiempo, es más, ahora mismo. Me he pegado los últimos años sufriendo una moto que me “mataba” físicamente. La conservaba, porque nunca tendré a mis ojos una moto más bonita, y porque supuso mi vuelta al motociclismo después de un paréntesis de 6 años, a causa de una tragedia cercana , que no acabó todo lo mal que pudo acabar, pero que dejó huella. Y ahora que me dejé de tonterías sentimentales, cambié de moto, tengo otra mucho más acogedora y cómoda y vuelvo a ser yo. Tengo ganas de montar en moto. Evolución y adaptación al medio.

Y el declive llega. Yo lo veo en mi entorno. La peña deja la moto, porque empieza a darle miedo el peso de la máquina. Porque se dan un paseo y les duele todo, no quieren pasar frío ni calor. Joder, si antes íbamos en Enero a Vitoria a dos bajo cero, de noche, helando, sin puños calefactables que luego no te quitabas el hormigueo en las manos en dos días y no pasaba nada. Y aquel día que salimos con un sol radiante y en media hora nos pegó la nevada del siglo y teníamos sobre el casco tres dedos de nieve, y los guardias que impedían que la gente saliera a la carretera no daban crédito cuando nos vieron regresar a casa. Y yo en una RD 350.

Supongo que es el destino que llevamos escrito y la experiencias que vivimos las que no llevan por un camino u otro.

Me gustan las motos, los moteros (de hecho me gusta todo lo que tenga un motor de verdad y no esa mierda de motores eléctricos), me gusta el ambiente, aunque a veces me sienta un alien en determinadas circunstancias, y sobre todo me gusta tomarme la vida con humor. Menos en el curro que soy una especie de tío con muy mala leche si me tocan las pelotas. Y creo que me estoy poniendo demasiado serio y esto merece un final un poco más delirante. Ahí vá.

-Genaro, que nuestra hija dice que se quiere casar con Nicky. (Nótese que ha dicho “nuestra”, porque lo de la boda le parece buena idea).
- Pos que se case tu hija si quiere, yo no voy a poner un duro pal banquete.
-Genaro no seas agarrao, que ya se que te quieres comprar moto, pero ya sabes que desde que trabajo de recepcionista en el salón nuevo de Tatoos gano mas pasta y nos llega pa todo.
-Maruja no te reconozco....¿qué estás tramando?
-Quería darte una sorpresa, pero ya que insistes....
-Yo no insisto en nada Maruja. Eso de insistir era mas de tu madre....”no te cases con ese, no te cases con ese....”. Cosas de tu familia Maruja.
-....decía que ya que insistes, quiero que sepas que esta tarde el Nicky me va a poner un piercing en el chirri y quiere que tu te tatúes la moto nueva en el muslo. Te lo regala.
-¿Has perdido la cabeza Maruja? ¿Un piercing ahí, para que coño quieres un piercing ahí?
-Dice la Vane que así da mas gustirrinín. O eso o te pones tu uno en el ciruelo.....
-¡Maruja voy a llamar al manicomio!
-Genaro, tu preocúpate de elegir el color de la Suzuki , que ya he visto el catálogo que tienes escondido en el mueble bar y yo me encargo de lo demás.....


Un saludo, y hasta pronto con alguna otra sandez.



P.D.


Gracias por el esfuerzo de leer mis desvaríos, pero si alguno ha esbozado una sola sonrisa, me doy por satisfecho. Yo me lo paso en grande escribiendo estas tontás.
Era tan bello el instante, que para detenerlo, sólo quedaba una opción.......el silencio.

Desconectado
Orc3m4n
Triumphero veterano
Triumphero veterano
Mensajes: 551
Registrado: 16 Abr 2018, 16:54
+1: 87
Moto:: Trophy 1200 t312
Ubicación: Granada

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Orc3m4n » 12 Oct 2019, 12:58

pate escribió:SERIE TRIBUS MOTERAS

Entrega número 8 y final

De cómo se llega, se queda y se va.




Para dar por finalizada esta breve y sesgada saga de tribus moteras, intentaré analizar bajo el prisma de la objetividad, el acceso, el ascenso en el escalafón social y el declive de la fauna motorista.

Siguiendo un escrupuloso y concienzudo análisis basado en la mera observación y alejado de cualquier literatura al respecto, compartiendo opiniones entre gente del mundillo en la barra de un bar o en el mejor de los casos tras una copiosa comida regada con abundantes caldos que facilitan sobremanera el anecdotario del personal, paso a relatar en forma novelada, y como siempre producto de mi mas eufórica imaginación el acceso al mundo motero.

Nos ponemos en el lugar de una familia típica, donde Genaro, el padre llega a casa después de una dura jornada laboral y se encuentra a Maruja, que no solo ha tenido una dura jornada laboral, sino que continua poniendo lavadoras y preparando el gazpacho para comer mañana.

-Buenas tardes Maruja.
-Serán pa ti.......¿ya sabes que tu hija se quiere comprar moto?
-¿Quién....?
-¡Tu hija!, que no tienes otra....
-¿La Vane? ¿Moto?, pero si está estudiando y no tiene un duro.....que coño se va a querer comprar moto Maruja.

Y así, en medio de esta charla distendida entre un feliz matrimonio, es cuando aparece Vanesa que viene de la Universidad, donde acaba de saber que tiene una nueva matricula de honor en Biología Molecular.

- Hola Vane, me dice tu madre que te quieres comprar moto.
- No he dicho eso.....
-¡Ves Maruja!, la niña no quiere comprarse moto.....
-Ya me la he comprao......
-¿Qué te he dicho Genaro?, que tu hija tiene moto. La culpa es de tu familia.
-¿Mi familia? ¿Qué narices tiene que ver mi familia en este lio?
-Tu hermano, que de chica la llevaba a las carreras...
-Pero si la llevaba al hipódromo, Maruja....
-Lo que yo te digo, caballos.....¿ y que tienen las motos, sino caballos, eh?.
-¿Y a ti como coño ta dao por las motos? ¿y de donde has sacao el dinero?. Aunque no se si quiero saberlo.....
-De mi novio, que me lo ha prestao.
.¿Pero desde cuando tienes novio tu...?
-Desde hace dos años. Fue el que me hizo el tatuaje de la pantera en el culo.
-¿Tienes tatuajes?. Soy el último en enterarme de todo en esta casa.
-Si, tengo un tatuaje y luego me puso un piercing en el chirri. Ese día nos hicimos novios......


Y el pobre Genaro, que debe de saber que no es el único que se entera de todo el último en su casa, tiene de pronto una motera en casa. Y aunque al principio pone cara rara, luego hasta se va al garaje, donde antes de tener moto la niña guardaba el Seat Toledo, y mira con complacencia la moto de principiante de su hija. Y se sienta en ella, y recuerda que en la mili se sacó todos los carnets y que podría darse una vuelta en moto por el barrio algún día. Sin que Maruja se entere, claro, no sea que ponga el grito en el cielo.

-¿Sabes Maruja? Mañana me voy a dar una vuelta en la moto con la Vane a ver que se siente. – Le dice Genaro a su mujer, con la sana intención de sorprenderla.
-Ya lo sabía yo. Vaya sorpresa. En lugar de pararle los pies a tu hija, la alientas....La culpa de todo este jaleo es vuestra....
-¿De quién?.
-De tu familia. Tenéis ideas de bombero.
-Mi hermano es bombero, Maruja.
-No vayas por ahí Genaro, que te conozco. Solo quieres provocarme. ¡Anda, vete a dar una vuelta en la moto a ver si el aire te hace recuperar la cordura.

Y el día que quedan para iniciarse en el intrépido y arriesgado mundo motero, él con su niña (nótese que en cualquier pareja que se precie, cuando se refieren a los hijos, es “tu”hijo, cuando el comentario es negativo, y es “mi” hija cuando el comentario es favorable o positivo), y el novio de esta, Nicky el tatuador, Genaro tiene nervios. Al fin y al cabo es un acto iniciático, una especie de dar la primera calada a un porro, sin saber si acabarás siendo el drogadicto del barrio, o simplemente acabarás despreciando el tema.

Y aparece la Vane con su moto de 125cc seguida de un fulano con una moto enorme, que hace un ruido de mil demonios, y que lleva un individuo del tamaño de un armario ropero, que parece que lleva dentro otro señor gordo y que luce unas barbas de medio metro. Comparado con su niña, que es una especie de muestrario de huesos, que apenas llega al metro sesenta, podríamos decir que cuando menos, son una pareja grotesca.

-Hola, soy Nicky, el chico de tu hija.- dice, sonrisa enorme desde una boca enorme en una cabeza del tamaño de un barreño de cincuenta litros.
-Hola, soy Genaro, el padre, bueno.....ya debes de saberlo.....estoooo.....mi hija....hola.


El pobre Genaro, que había jurado a su mujer que pondría en su sitio a ese individuo que no solo había tatuado a su hija, que le había hecho un “trabajo” de calderería fina en salva sea la parte, y que además le había dejado dinero para comprar una moto, por culpa de la familia de Genaro, se ve de pronto inmensamente pequeño a su lado. Y no sabe si le da mas miedo él, o la Maruja, pero en una decisión inteligente decide que ya se apañará con su esposa, o mejor aún, pasará de largo sobre el asunto del juramento.

-¡Júrame que le pondrás en su sitio o te vas a dormir al sofá!

Bien pensado, el sofá es un sitio amable para dormir y tienes la tele a tu disposición.

-Y dime Nicolás, ¿desde cuando eres aficionado a las motos?
-Desde chico. Mi abuelo tenía un motocarro para repartir el pan en el pueblo, y luego mi padre una Derbi Antorcha Tricampeona para ir al tajo en la obra. Y mientras pude mi abuelo me dejaba conducir el motocarro, pero llego un día que ya no cabía dentro, y mi padre no me dejaba la motillo, porque decía que la escachaba, y luego se compró un 850 y vendió la moto al vecino.....
-¿Cuántos años tienes tu, porque eso que cuentas pasó hace ya mucho....?
-Cuarenta y siete. Pero aparento cuarenta y seis, jajajaja....- le dijo para sorpresa de Genaro, a la vez que le dio una palmadita en el hombro, que precisaría de tratamiento de ibuprofeno una larga temporada.

Y dejando de lado esos pequeños detalles, como que Nicky es veinticinco años mayor que su niña, Genaro se dispone a tener su primera experiencia motera. Una vez sentado a lomos de la pequeña 125cc atiende a las instrucciones de manejo con interés.

-Así que suelto esta maneta a la vez que acelero suavemente......parece fácil.
-Si papá. Despacio. Como me escoñes la moto le digo a mamá que tienes escondido en el mueble bar un catálogo del Skoda Octavia con la propuesta del vendedor. Y ya sabes que mamá prefiere cambiar los azulejos del baño y poner una ducha con función masaje.

Al cuarto intento, Genaro que tiene un aspecto un tanto ridículo con un casco a todas luces enorme, que le dejó Nicky, cuando fue incapaz de ponerse el de su hija que le apretaba tanto que los mofletes sobresalían por el hueco de la pantalla y al grito de que me quedo sin aire en el cerebro, costo dios y ayuda poder sacarlo sin llamar a los bomberos, logra recorrer unos cuantos metros sin estrellarse con nada.

Recorre su pensamiento a velocidad del rayo la pregunta estúpida de que mando debía accionar para detener el vehículo. Son décimas de segundo que se hacen eternas cuando uno se desplaza en primera a unos 20 km/h y ve pasar su vida entera, antes de tener la certeza de que va a morir. La inacción no es una opción, así que prueba con la maneta izquierda y no sólo no se detiene el artefacto, sino que incrementa un poco su velocidad, pisotón al pedal izquierdo, y no pasa nada, está duro como la piedra, toca probar maneta derecha y ¡bingo!, la moto se detiene, aunque es bien cierto que no del modo previsto en los manuales de una conducción segura. A pesar de ir a una velocidad escandalosamente lenta, la moto clava el freno delantero, pierde adherencia del neumático trasero y adquiere una verticalidad, digamos que inapropiada.

Genaro está lívido, el casco enorme le cuelga por debajo de las cejas y perturban su visión, sus piernas tiemblan, pero milagrosamente está sano y salvo con la moto integra y detenida. A lo lejos se oyen dos tipos distintos de voces.

-¡Casi me destrozas la moto! Si la rompes me la pagas....
-Jajaja, has hecho un invertido de libro. Grande colega, grande......tienes futuro en este mundillo...

Días mas tarde volverán a repetir la experiencia. Esta vez con mas decisión, estudiado mentalmente todos los movimientos precisos, lograría poner segunda, tercera, detenerse con cierto decoro y volver a casa con una sonrisa enorme. Y así un día tras otro, y con mas soltura y menos miedo, y con la Vane contenta de que su padre y su chico se lleven bien, y con la promesa de un Iphone nuevo si no le cuenta nada a su madre.

-No se que estás tramando tu con tu hija y su novio.......tanto ir con ellos a charlar. ¿Ya le has cantao las cuarenta al tío ese?.
-Es majo, no se yo si....
-Si tu dices que es majo, seguro que es un impresentable, ganas tengo de verle...se parecerá a tu hermano.
-No tengas prisa cariño.....
-¿Cariño? ¡Uy! Me huele mal el asunto.

Dos días mas tarde, y media docena de tilas para calmar a Maruja, se conocieron todos. Al volver a casa Maruja guardó dos días de cama, fulminó una caja de calmantes y solo repetía “tu hija está loca, los genes de tu madre, ya me decían en el pueblo que no me casara contigo....” Pero es evidente que las cosas volvieron a su sitio, que la Vane se graduó en Biología, que su novio abrió un nuevo estudio de Tatoos y que se compró otra moto aún mas grande, aunque a su lado pareciera una moto normal.

Hemos visto en estas líneas como adentrase en el mundo motero tiene varias vías. Incluso la de la mera fascinación que puede ejercer un objeto material cuando topas con él inesperadamente. Ese fue mi caso. Veinte minutos de camino al cole, cuatro veces al día, cuatro veces que pasaba por delante del despacho de vinos, donde primero había una Ducati Road 250cc que fue sustituida por una impresionante Laverda 750 SF de color blanco. Y luego más tarde en Paris, a orillas del Sena, aparcadas desde Norton Commando, Guzzis V7, y una novísima Honda Four ¡que no perdía aceite!. Ningún antecedente familiar, nada, simple deslumbramiento.

Aquí el pequeño Nicolás, de herencia familiar, la niña por mimetismo y amor desenfrenado, por ansias de libertad y por tocar las narices, y Genaro por una mezcla de ambas. Y luego asistimos al desarrollo de la afición. Y tenemos otro núcleo familiar distinto.

-Pápa¡¡¡
-¿Que quieres Tony?
-Cómprame una moto, please.
-Vale. Pero si te compré una el año pasao....
-Yastá vieja
-Luego vamos.

Y al rato, acuden al concesionario Tony, su padre Antonio, y su tercera mujer Maite.
Lo hacen a bordo de un Audi A8L recién estrenado cuando volvieron del viaje a las Maldivas, donde mucho mar bonito, aguas turquesa, cabañas de película y un “nada que hacer” que les tuvo entre las sábanas dale que te pego los quince días.

-Quiero esta.
-Vale. ¿Es la mejor?
-Si. Full Equip, seis cilindros, 160 Cv y muchas tonterías inútiles. Y tiene botiquín por si te pasa algo.
-Pos si te pasa algo con esta moto de 380 kg, olvida el botiquín y piensa más en la ambulancia o en el tipo de madera que quieres para el ataúd Tony.
-Y la Maite ya se ve heredera universal de los 30 millones de la Bonoloto que les permite el tren de vida que llevan.

Aquí hemos visto una manera rápida de escalar en el nivel de moto que es a todas luces infrecuente. Lo normal es que uno sustituya la moto en función de sus necesidades, de su vanidad, o de la promesa que no te vas a quedar sin curro de tu jefe, que no tardará mucho en ponerte en la cola del paro, o en bajarte el sueldo ahora que sabe que tienes otra letra mas para pagar. También suele actuar el instinto humano de la envidia. Puede que estés más que satisfecho con tu Iron 883, o tu CB 500, o tu T-Max 350, pero como tu vecino, tu compañero de facultad, o el del chino de la esquina te aparque su nueva moto en la acera, ahí donde tu la ves, o la ves, date por jodido.

Empezarás tu mismo a sugestionarte con la idea de que necesitas moto nueva. Que si esta ya tiene 25.000 km, que si dejo pasar el tiempo, no valdrá nada (aunque ya sabes que ahora “ya no vale nada”), que si tengo la moto más antigua de mis amigos, cualquier pretexto te llevará de nuevo a hacer una de las peores inversiones de tu vida. Al menos monetarias. Ya le buscarás tu el sentido emocional que quieras, que si me da libertad, que si con la moto nueva voy a ligarme al de las barbas del segundo izquierda, que si me la compro por que me sale de los huevos. Y todas estas motivaciones, son validas y aplastantes. Quizás porque cada uno con lo suyo, tiene todo el derecho a hacer lo que le venga en gana.

Y así, como en la vida, vas madurando buscando cualquier motivo para esbozar una sonrisa, para cagarte en el taxista que casi te tira al suelo, para quejarte de lo caros que son los seguros y la gasolina, de las multas y de la madre que parió a los radares. Se llama evolución. Pero también se llama evolución a sentirte joven cuando ya no lo eres tanto, a decir “¡coño! Si tengo ya casi sesenta tacos, y disfruto como un enano cuando la aguja llega a 7.000 vueltas” a sentirte ágil de aquella manera, o a disfrutar de la buena compañía en ruta, y a santiguarte imaginariamente cuando entras colado en una curva y por arte de magia, o por un sobreesfuerzo del ángel de la guarda, sales airoso del trance.

Y llegará el declive. Se que para los jóvenes queda muy lejos, pero hay una ley máxima que se cumple a rajatabla. A medida que cumples años, los días, las semanas, los meses se hacen más cortos. El tiempo vuela. Así que si eres veinteañero, o treintañero no dejes de hacer lo que te venga en gana, hazlo, que luego siempre encontrarás un motivo para pensar que debiste hacer lo que no hiciste. Y a mi me ha pasado, en otra escala y no hace mucho tiempo, es más, ahora mismo. Me he pegado los últimos años sufriendo una moto que me “mataba” físicamente. La conservaba, porque nunca tendré a mis ojos una moto más bonita, y porque supuso mi vuelta al motociclismo después de un paréntesis de 6 años, a causa de una tragedia cercana , que no acabó todo lo mal que pudo acabar, pero que dejó huella. Y ahora que me dejé de tonterías sentimentales, cambié de moto, tengo otra mucho más acogedora y cómoda y vuelvo a ser yo. Tengo ganas de montar en moto. Evolución y adaptación al medio.

Y el declive llega. Yo lo veo en mi entorno. La peña deja la moto, porque empieza a darle miedo el peso de la máquina. Porque se dan un paseo y les duele todo, no quieren pasar frío ni calor. Joder, si antes íbamos en Enero a Vitoria a dos bajo cero, de noche, helando, sin puños calefactables que luego no te quitabas el hormigueo en las manos en dos días y no pasaba nada. Y aquel día que salimos con un sol radiante y en media hora nos pegó la nevada del siglo y teníamos sobre el casco tres dedos de nieve, y los guardias que impedían que la gente saliera a la carretera no daban crédito cuando nos vieron regresar a casa. Y yo en una RD 350.

Supongo que es el destino que llevamos escrito y la experiencias que vivimos las que no llevan por un camino u otro.

Me gustan las motos, los moteros (de hecho me gusta todo lo que tenga un motor de verdad y no esa mierda de motores eléctricos), me gusta el ambiente, aunque a veces me sienta un alien en determinadas circunstancias, y sobre todo me gusta tomarme la vida con humor. Menos en el curro que soy una especie de tío con muy mala leche si me tocan las pelotas. Y creo que me estoy poniendo demasiado serio y esto merece un final un poco más delirante. Ahí vá.

-Genaro, que nuestra hija dice que se quiere casar con Nicky. (Nótese que ha dicho “nuestra”, porque lo de la boda le parece buena idea).
- Pos que se case tu hija si quiere, yo no voy a poner un duro pal banquete.
-Genaro no seas agarrao, que ya se que te quieres comprar moto, pero ya sabes que desde que trabajo de recepcionista en el salón nuevo de Tatoos gano mas pasta y nos llega pa todo.
-Maruja no te reconozco....¿qué estás tramando?
-Quería darte una sorpresa, pero ya que insistes....
-Yo no insisto en nada Maruja. Eso de insistir era mas de tu madre....”no te cases con ese, no te cases con ese....”. Cosas de tu familia Maruja.
-....decía que ya que insistes, quiero que sepas que esta tarde el Nicky me va a poner un piercing en el chirri y quiere que tu te tatúes la moto nueva en el muslo. Te lo regala.
-¿Has perdido la cabeza Maruja? ¿Un piercing ahí, para que coño quieres un piercing ahí?
-Dice la Vane que así da mas gustirrinín. O eso o te pones tu uno en el ciruelo.....
-¡Maruja voy a llamar al manicomio!
-Genaro, tu preocúpate de elegir el color de la Suzuki , que ya he visto el catálogo que tienes escondido en el mueble bar y yo me encargo de lo demás.....


Un saludo, y hasta pronto con alguna otra sandez.



P.D.


Gracias por el esfuerzo de leer mis desvaríos, pero si alguno ha esbozado una sola sonrisa, me doy por satisfecho. Yo me lo paso en grande escribiendo estas tontás.
¿¿¿¿Donde está el ícono de hacer la ola????


Con vendas y a lo loco devoró el asfalto bajo mi moto...

Desconectado
Avatar de Usuario
Bonniato
COLABORADOR
COLABORADOR
Mensajes: 895
Registrado: 18 Mar 2017, 21:34
+1: 105
Moto:: BonnevilleT120Black

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Bonniato » 12 Oct 2019, 13:13

Muchas gracias pate. Son unos relatos estupendos. Este último, especialmente. :clap:

Desconectado
Avatar de Usuario
Humphrey
Administrador
Administrador
Mensajes: 16661
Registrado: 22 Sep 2003, 02:00
+1: 478
Moto:: Una azul
Ubicación: Errenteria

Re: TRIBUS MOTERAS

Mensajepor Humphrey » 13 Oct 2019, 16:44

Muchas gracias, Paté. He pasado muy buenos ratos leyéndote.

Ahora solo falta buscar el momento de poder tomar unas birras juntos, que ya han pasado unos cuantos años desde la última vez... :XX: :XX:
ImagenImagen


Volver a “Rutas y Relatos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados


Foro Triumph

Noticias
      v

Noticias v
Cerrar

15, 16 y 17 septiembre - XIV Aniversario, Tarragona


Autor: knACk 14 Abr 2017, 13:12
El fin de semana del 15 al 17 celebramos el XIV aniversario del club en Tarragona, evento organizado por nuestros miembros Jaume y JordiSV.

Las inscripciones se pueden realizar en este hilo:
https://elclubtriumph.es/viewtopic.php?f=32&t=77724

Más información en el foro del aniversario:
https://elclubtriumph.es/viewtopic.php?f=32


Leer más

XIII Aniversario de ECT: 9, 10 y 11 de septiembre, en Sevilla


Autor: CLUBTRIUMPH 03 Mar 2016, 15:53
Imagen

Leer más

XIII Aniversario: abierto el plazo para presentar candidaturas


Autor: CLUBTRIUMPH 17 Dic 2015, 23:45
Nos complace anunciaros que hemos abierto el plazo para presentar las candidaturas para el XIII Aniversario del club.

Más información:

viewtopic.php?f=32&t=74120


Leer más

XII Aniversario ECT


Autor: CLUBTRIUMPH 07 Sep 2015, 12:23
Una vez celebrado el XII Aniversario de El Club Triumph, queremos agradecer a Ismael (Triumpho), a Celia y demás involucrados, el gran esfuerzo realizado para conseguir que hayamos pasado un inolvidable fin de semana en Tineo (Asturias).

Este aniversario ha batido records de participación. Sirva como ejemplo que la cena del sábado contó con la asistencia de 116 personas o que al paseo acudieron más de 100 motos.

Además, se han recaudado más de 400€ en las dos huchas habilitadas para ayudas sociales, a lo cual hay que sumar el dinero ingresado en la cuenta del aniversario, de todo lo cual informará Rayworld en su momento.

Lo dicho, un fantástico aniversario que costará mucho tiempo olvidar y que sirve para seguir haciendo grande a este club... :XX:


Leer más

Identificarse
Nombre de Usuario:


Contraseña:


recordarme
ocultarme

Facebook Google
Usuarios registrados: albertomb, Artaban1973, Bing [Bot], BlexBot, brigadier69, Google [Bot], irogo, jan2, RM1977, Yandex [BOT]
En total hay 96 usuarios conectados :: 10 registrados, 1 oculto y 85 invitados
Colabora con el mantenimiento de esta web
paypal
foro triumph
El Club Triumph
Enlaces
Normas de la web
En Memoria
Archivo 2003-2008
Archivo 2008-2010
Archivo 2011-2012
Recientes
testigo alarma/inmovilizador bonneville
...  Ver último mensaje sin leer   

Código de colores del cableado Tiger Sp
...  Ver último mensaje sin leer   

El pique Ironfran Vs Chicho Lorenzo...
...  Ver último mensaje sin leer   

Triumph vs. Trump
...  Ver último mensaje sin leer   

recorido cable embrague triumph tiger 80
...  Ver último mensaje sin leer   

10 grandes deportivas japonesas de 250 y
...  Ver último mensaje sin leer   

Perdida Presión Rueda Delantera Scrambl
...  Ver último mensaje sin leer   

Resistencias intermitentes Tiger 800
...  Ver último mensaje sin leer   

Modificaciones en mi Bonneville 900
...  Ver último mensaje sin leer   


HOT
¿Deslimito mi Street?. Carnet A.
...  Ver último mensaje sin leer   

Cadena M Endurance. BMW
...  Ver último mensaje sin leer   

¿Merece la pena una amortiguación Ohli
...  Ver último mensaje sin leer   

Royal Endfield en UK adelanta a Triumph
...  Ver último mensaje sin leer   

XVII ANIVERSARIO RIOPAR 2020 SUSPENDIDO
...  Ver último mensaje sin leer   

Experiencias Tiger 900
...  Ver último mensaje sin leer   

CAMPAÑA DE RELLAMADA POR SEGURIDAD -SB5
...  Ver último mensaje sin leer   

Desesperación Triumph Legend TT900
...  Ver último mensaje sin leer   

RESTAURAR LLANTAS ALUMINIO
...  Ver último mensaje sin leer   

EL NUEVO MUNDO DE CLEMENTE. RELATO
...  Ver último mensaje sin leer